Pérgola Bioclimática

Por qué elegir una pérgola bioclimática para el jardín de tu casa

Cuando compramos una casa con jardín siempre pensamos que vamos a sacarle todo el rendimiento pero, a veces, solo podemos aprovecharlo cuando las temperaturas son medias como en primavera. Una pérgola bioclimática para el jardín te ayudará sacarle a este espacio todo el partido que tenías en mente.

Las ventajas de una pérgola bioclimática son muchas y variadas y, si le sumamos los beneficios para su uso que le aporta a tu jardín, estamos seguros que no dudarás en poner una, ¿quieres conocerlos?

5 razones para instalar una pérgola bioclimática para el jardín

Ya es hora de que empieces a disfrutar de tu jardín como realmente te mereces, visualiza todo lo que quieres hacer en él con familia y amigos con estas 5 razones para instalar una pérgola bioclimática en el jardín, ¡vamos allá!

1. Es un elemento de diseño

Queramos o no, a todos nos gustan las cosas estéticas y desde luego, una pérgola bioclimática en el jardín impacta de manera positiva en el aspecto de este. Son diseños sencillos a la par que eficientes a la hora de cumplir sus funciones y, gracias a la gran variedad de diseños disponibles en Alsol-España, podrás elegir el que mejor encaja con tu espacio.

Puedes seleccionar el color de tu pérgola para que encaje con la fachada de tu hogar o con el resto del mobiliario, por lo que se integrará perfectamente en el entorno. Conjuntado con los muebles de jardín y algún otro elemento decorativo conseguirás tener un espacio chill-out que levantará pasiones.

2. Disfruta cualquier estación con una pérgola bioclimática para el jardín

Si ahora mismo solo le estás sacando rendimiento a tu patio en primavera, con una pérgola bioclimática en el jardín podrás hacerlo durante todo el año. Aprovecharás estos metros cuadrados tan valiosos sea la estación que sea.

Están pensadas y diseñadas para proteger este espacio no solo del calor, también del agua y el frío. Gracias a las láminas orientables de doble aluminio podrás elegir la posición que mejor te viene para cada condición climática.

Si llueve, puedes cerrar de manera completamente horizontal el techo de la pérgola y proteger todo el espacio que hay debajo, incluso puedes elegir poner cerramientos laterales a través de toldos o láminas para proteger también ese espacio. Además, tienen un sistema de evacuación de agua para que no se acumule.

En verano, puedes dejarlos parcialmente abiertos en el grado más conveniente para dejar pasar el aire o también cerrarlo completamente para que todo el espacio tenga sombra.

3. Hace que el espacio sea más seguro

Al proteger de los rayos del sol, con una pérgola bioclimática para el jardín estarás mucho más seguro, algo que se vuelve más importante aún si en casa hay niños o personas mayores. Todo deberíamos usar siempre protector solar y no exponernos directamente a los rayos de sol en verano, especialmente en las horas centrales del día.

Con una pérgola bioclimática podrías comer en el jardín sin poner en riesgo tu salud, ya que bajo ella estarás protegido de los rayos UVA. No obstante siempre es recomendable tomar otras precauciones en días de mucho calor, como mantenerse hidratado, ¡no lo olvides mientras disfrutas de tu pérgola!

4. Modelos con iluminación para disfrutar a cualquier hora

Ya hemos hablado de las ventajas en cuestiones de diseño de una pérgola bioclimática en el jardín, pero hay otro factor que además de aportar estilo a tu patio, te ofrece una ventaja significante: la iluminación integrada en una pérgola.

De este modo, sin más instalación que la de la propia pérgola, podrás disfrutar de tu jardín de noche, cenar, leer, pasar el rato con familia y amigos y disfrutar del verano a cualquier hora del día, ¡especialmente cuando la temperatura baja un poco! Una pérgola bioclimática con iluminación para el jardín desde luego ofrece muchas posibilidades, ¿se te ocurren más? ¡Seguro que sí!

5. Protegerás mejor tus muebles de jardín

Otra de las cuestiones que hacen de estos elementos la mejor opción para el jardín es que, además de protegernos a nosotros protegen el mobiliario que tengamos. Tanto el sol como la lluvia pueden perjudicar los muebles, ya sean del material que sean.

Con una pérgola bioclimática para el jardín evitas que se estropeen, pero además, si no se mojan en un día de lluvia, podrás hacer uso de ellos de inmediato bajo tu pérgola. Si hace mucho calor, dependiendo el material, a veces es imposible sentarse en un mueble de jardín, pero si está protegido de los rayos del sol, ¡lo tienes siempre listo!

¿Quieres disfrutar de una pérgola bioclimática para el jardín? Estamos seguros que si era una cosa que estabas valorando, ¡ahora tendrás más ganas! Además, seguro que en tu caso particular le ves alguna ventaja más o tienes planes en mente. ¿Quieres disfrutar de tu patio? Descubre las pérgolas bioclimáticas de alsol-espana.es, encuentra el modelo que más te gusta y, ¡presume de jardín!