¿Qué es el policarbonato?

¿Qué es el policarbonato?

El policarbonato es un material plástico compuesto de láminas transparentes superpuestas. Este plástico destaca por ser extremadamente resistente, difícilmente deformable e inflamable. Nació en los años cincuenta como resultado de las investigaciones de los alemanes. Utilizado en una gran cantidad de superficies de cristal, también es un material particularmente apropiado para todos aquellos objetos que han de ser resistentes a los golpes y a los arañazos.

El policarbonato: un polímero diferente

El policarbonato destaca por su solidez y transparencia. Se utiliza frecuentemente en la fabricación de vidrio, dado que es más ligero y resistente. Las láminas de policarbonato puedes ser sólidas para obtener una pared más delgada, o más separadas, lo que se denomina el policarbonato alveolar, mucho más utilizado por su capacidad aislante. Este tipo de vidrio sintético se encuentra en la fabricación de techos, cubiertas o porches. En horticultura, también se utiliza para los invernaderos. Asimismo, el policarbonato es resistente a los rayos UV, es más ligero que el vidrio y, gracias a sus propiedades aislantes, disminuye el consumo energético en interiores. Además, es altamente inflamable y conserva su resistencia tanto en frío como en caliente, pudiendo alcanzar temperaturas de hasta100 °C.

El uso del policarbonato en nuestra vida diaria

El policarbonato se utiliza desde hace mucho tiempo en el menaje de cocina, así como en la denominada vajilla «irrompible». Por ejemplo, las copas y vasos de plástico utilizados para eventos, tan rígidos que parecen vidrio de verdad, son de policarbonato. Su composición cuenta con una doble resistencia a los golpes y arañazos, aunque también puede experimentar cambios de alta temperatura sin sufrir daños ni deformarse. Estos cambios de temperatura trasladados a nuestra vida diaria se reflejarían en un tupperware que metemos en el microondas (calor) o en la nevera (frío). Es fácil de reciclar, con un bajo índice de producción de emisiones contaminantes. Sin embargo y debido a la presencia del bisfenol A (BPA), su uso está menos extendido en aquellos artículos en contacto directo con los alimentos.

El policarbonato se utiliza cada vez más en las industrias automotriz, de aviación y de aviación espacial. Además de ser resistente, también es muy ligero y puede añadirse color. Se puede usar para faros, espejos de automóviles, asientos de aviones e incluso trajes protectores para astronautas.

También se usa para cualquier cosa que requiera una mayor o menor resistencia a los golpes, tal como los escudos de agentes antidisturbios, escaparates a prueba de vandalismo, cascos de motocicleta, así como CDs, biberones y otros muchos objetos destinados a tener una larga vida útil. También se han utilizado en electrodomésticos: su elevada resistencia a las altas temperaturas permite fabricar electrodomésticos tales como hervidores de agua secadores, neveras o licuadoras. En alta tecnología, se puede encontrar en la fabricación de smartphones (carcasas) u ordenadores.

La pérgola de policarbonato de Alsol

Como se puede ver, el policarbonato es un polímero termoplástico resistente y ligero utilizado en una gran cantidad de objetos cotidianos, pero también en la fabricación de superficies acristaladas como el vidrio.

Por tanto, Alsol ha seleccionado el policarbonato para fabricar sus pérgolas con techo de planchas transparentes de 32 mm. Aislante, ultra resistente y deja pasar los rayos del sol, es una alternativa eficaz a las pérgolas bioclimáticas.


Ver la pérgola con techo de policarbonato